Pregunta sobre los espárragos

Irma, estudiante en una clase de nutrición en la comunidad me preguntó sobre los espárragos. Ella lo ha visto en las tiendas pero necesita ideas de cómo cocinarlo. Admito que yo también nunca había probado espárragos antes de vivir en los Estados Unidos. ¿Y usted, los ha probado?

Mi manera favorita de cocinarlos es al vapor, igual como si fuera brócoli. Así le da un sabor rico y conserva mejor sus nutrientes. Otra manera simple es a la parrilla o en el horno. De las dos maneras colóquelos encima de papel aluminio, rocíe aceite de oliva, sal de mar y pimienta. Sírvalos con un pescado asado, una combinación espectacular. Cocínelos ‘al dente’- hasta que estén suaves y crujientes. Se les puede rociar jugo de limón (amarillo), añadirlos a las ensaladas y hasta en los guisos. ¿Cuál es tu manera favorita de cocinar espárragos?

Frijoles negros molidos

Esta es una receta rápida y fácil de hacer cuando uno no tiene tiempo para hacer los frijoles de la olla. Los frijoles son muy saludables, ricos y típicos de nuestra cultura Latina. En Costa Rica lo sazonan con salsa lizano pero como no tengo, los condimento con su chile mexicano y salen perfecto. Media taza de frijoles negros provee: 114 calorías, 8 gramos de proteína, 0.5 grasa total, 20 gramos de carbohidratos, 7.5 gramos de fibra. (USDA National Nutrient Database).

1 lata de frijoles negros (venden unos sazonados, esos los uso para no usar más sal)
1 cucharada de mantequilla, sin sal (opcional)
1 tomate picado ó 1/4 taza de salsa de tomate con sabores o picante (fire roasted)
1 chipotle en adobo (se vende en lata)
1-2 dientes de ajo

En una sartén caliente los frijoles y el tomate a fuego medio por 5 minutos y una vez calentado majar con un cucharón o aplastador para hacer puré. Baje el fuego si se empieza a pegar a la sartén. Añada mantequilla que esto es lo que la va dar una buena consistencia. Siga aplastando los frijoles y revolviendo por otros 10 minutos o hasta que el agua se haya evaporado pero no toda. Mientras tanto tome la mitad de los frijoles y colóquelos en una licuadora junto con el chipotle en adobo y el ajo y batir usando el “pulso”. Regresar a la sartén y mezclar bien. Sirva con queso cotija y tortillitas o totopos. ¡Listo!

Sorpresa, Papaya

Cuando estaba creciendo en Panamá, comí mucha papaya. La mejor papaya es cuando se corta en el momento justo, cuando la piel esta suave pero todavía está firme. Yo tengo memorias de comerla en la mañana picada para el desayuno con granola y yogur o en la forma de jugo. Ayuda para el estreñimiento. Una taza de papaya picada provee una excelente fuente de vitamina C. También tiene hierro, vitamina A, folato, potasio, fibra, vitamina E y otros antioxidantes. Una taza cuenta como una porción de carbohidratos. El costo puede ser alto para nosotros en el Oeste pero vale la pena.