Carne roja en moderación

Las personas que consumen más carne roja tienen un alto riesgo de mortalidad (muerte) del cáncer, cardiovascular y mortalidad total. Este fue el resultado de una investigación de An Pan y colegas donde concluyen que un consumo alto de las carnes procesadas (salchichas, salami, chorizo, tocino) y las carnes rojas (carne de res, puerco y cordero) aumentan el riesgo de muerte. Las carnes procesadas tienen grasa saturada, son altas en sodio y le agregan nitratos que se usan para conservar estas carnes. Los investigadores también mencionan que los hombres y mujeres con un mayor consumo de carne roja tenían una ingesta más alta en calorías, fumaban y tomaban alcohol. También eran menos propensos a ser físicamente activos y tenian una ingesta menor de granos integrales, frutas y vegetales.

Así que lo importe aquí es saber comer. No seleccione cortes altos en grasa como el T-bone steak y las carnes procesadas. Seleccione los cortes bajos en grasa de sus carnes y consuma en moderación, menos de dos a tres porciones a la semana. La carne en esta foto es de 3 onzas, una porción moderada y un corte bajo en grasa. Cuando coma sus carnes bajas en grasas, en ese mismo plato agregue las ensaladas, frijoles y tortillas de maíz, arroz o papa.