This page is also available in: English / Español

A los niños les gusta la nieve, así que déjelos jugar

Max y Alexander caminando con nuestro perro en las hermosas montañas de Colorado. Se prepara el almuerzo y las botellas de agua. Pero no es fácil. Cuando empezamos a subir las montañas, la lloradera empieza “hace mucho frío,” o “la nieve está muy honda para caminar”. Mi favorito después de caminar 5 minutos es “ya llegamos?” Puede ser tan fácil no seguir, dar la vuelta y sentarse todo el día con una taza de chocolate caliente y mirar la nieve desde lejos, pero no podemos. Hay que dar el ejemplo, tenemos que salir con ellos y jugar juntos. Una vez que empiezan a jugar con la nieve no quieren parar y no quieren regresar a la casa. Haga que se cansen y tendrán una gran recompensa.



Deja un comentario